El Paradigma de Desarrollo de las Zonas Secas


A raíz de un comentario sobre la necesidad de trabajar en la capacitación y concientización sobre la importancia de un manejo apropiado de los suelos, el cual prevenga procesos de degradación y desertificación posterior, comparto con Uds. un artículo de Reynolds y colaboradores (Rev Habitat – Desertificacion) publicado en la revista Habitat de LIDEMA el 2008.

La desertificación, consiste en la pérdida de la productividad debido a la degradación de la tierra.  Sus causas a grandes escalas siguen sin que se halle una respuesta: causas naturales y causas antropogénicas, y su combinación e interacción.

Existen cuatro razones para que no se pueda entender la problemática a cabalidad: 1) no hay un significado estandarizado para el término degradación; 2) la degradación de la tierra es provocada o exacerbada por la variabilidad climática (especialmente las sequías, y ahora más aún con el cambio climático); 3) no todos los cambio tienen un efecto directo e inmediato; y sobretodo 4) cualquier explicación deber ir más allá de lo simplemente biofísico para alcanzar lo socioeconómico, frecuentemente a través del término “productividad”.

Producto de esto, y a fin de poder comprender y enfrentar la problemática de la desertificación de una manera más holística surge el “Paradigma de Desarrollo de zonas Secas”, que consiste en una serie de afirmaciones que ponen en relieve  los vínculos clave entre lo socioeconómico y lo biofísico:

1)      Los sistemas humano – ambiental (H-A) están acoplados, son dinámicos y co-adaptados,

2)      Un número de variables “lentas” (la estructura genética, por ejemplo) son las determinantes críticas de la dinámica de los sistemas H-A

3)      Umbrales de las variables claves definan los diferentes estados de los sistemas H-A

4)      Tanto el sistema social como el sistema ecológico de las tierras secas del mundo son jerárquicos, de manera que siempre existen preocupaciones en cuanto a la escala.

5)      El mantenimiento de un cuerpo actualizado del conocimiento local es clave para la co-adaptación funcional de los sistemas H-A.

La incorporación de estos principios en las propuesta de solución que se planteen, y que deben ir más allá de lo “práctico” que está planteado en el libro de Ellenberg podría conducir a que desarrollemos proyectos, programas, iniciativas de mayor impacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s