Arvore_Mogno_Amazonia

Se hacen humo


Columna verde publicada en La Razón, el 13 de agosto de 2013

http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/hacen-humo_0_1887411248.html

Los resultados del monitoreo sobre las quemas e incendios forestales ocurridos en Bolivia en los últimos 13 años, efectuado por la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), han evidenciado un total de 24,5 millones de hectáreas sujetas a quemas e incendios, de las cuales el 19% (4,6 millones de hectáreas) corresponde a incendios forestales, y el restante 81% corresponde a no bosque, con 19,8 millones de hectáreas.

El patrón espacial de las áreas quemadas es diferente cada año. En 2011, la mayor cantidad de áreas quemadas se concentraron hacia el norte del departamento de Santa Cruz y gran parte del Beni. En 2012, las áreas quemadas se concentraron en el sureste de Santa Cruz, el municipio de Ixiamas en el departamento de La Paz, y el de Exaltación, en el Beni. En 2012, 217.000 hectáreas de bosque y cerca de 1,2 millones de hectáreas de áreas previamente afectadas fueron quemadas.  A lo largo de los últimos 12 años, 5,5 millones de hectáreas, equivalentes al 43% del total de áreas quemadas, se quemaron una sola vez, lo que nos muestra la creciente demanda de conversión de bosques a otros usos agropecuarios.

Estamos en las puertas de una nueva época de chaqueo y quemas, con el ingrediente adicional de que ahora, con el pretexto de la seguridad alimentaria y la revolución productiva, pretendemos ampliar la frontera agrícola hasta 14 millones de hectáreas. Esta habilitación usará seguramente el fuego en muchos casos, lo que además de provocar la pérdida de bosque por la deforestación, incrementará significativamente el riesgo de incendios forestales degradando los bosques.

Estudios realizados en Brasil sugieren que bosques sometidos a quemas repetidas por cinco a seis años consecutivos pierden significativamente su funcionalidad, reduciendo su posibilidad de brindar bienes y servicios ambientales a quienes viven en su cercanía, por lo que el daño colateral provocado por la habilitación de tierras podría ser mucho más dañino aún que la misma deforestación cuando conocemos las cifras de bosques que cada año se incendian.

Una nueva época de incendios comienza, nuestra responsabilidad ambiental una vez más está en juego, lamentablemente con discursos contradictorios, con actores pensando distinto, sin una política ambiental y productiva clara, nuestros bosques están en riesgo, una vez más, literalmente se harán humo. Preparémonos, una vez más estará en nuestra puerta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s