Arvore_Mogno_Amazonia

Crónica de una muerte anunciada


Columna verde publicada en La Razón, el 19 de noviembre de 2013

http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/Muerte-anunciada_0_1946205366.html

Como estaba previsto, una nueva versión de la Reunión de las Partes del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) está transcurriendo sin pena ni gloria. Más allá de algunas notas de prensa de periodistas que están en Polonia, nuestra prensa refleja más nuestros asuntos políticos o las razones por la que Miss Bolivia no pasó de ronda o muchas otras cosas. Y es que el problema del cambio climático no parece ser nuestro problema, así como no lo es para el resto del mundo, que aún sigue sin ponerse de acuerdo sobre cómo mitigar el devastador efecto de nuestro modo de vida.

Esta COP, como se llama a esta reunión por sus siglas en inglés, pasará sin pena ni gloria, y los representantes de los países realizarán un esfuerzo hacia el fin de esta semana para lograr algún tipo de resultado que sea una señal al mundo de que aparentemente sí es nuestro problema, un problema de todos.

Claro, si viviéramos en Filipinas otro sería el discurso, quizás estaríamos más conscientes de que el planeta, su clima, sus ciclos están cambiando; pero no… Aquí en Bolivia no hemos tenido ese tipo de desastres aún, o las sequías e inundaciones son vistas como un desastre no relacionado con el calentamiento global, o más aún… “no es nuestro problema”.

Bolivia ha trazado una agenda compleja para esta reunión con temas que se relacionan con mitigación, adaptación, bosques, financiamiento, transferencia de tecnología, consolidación del marco institucional construido para apoyar a países en desarrollo, creación de un mecanismo internacional de daños y pérdidas, consolidación de una ventana de financiamiento para el mecanismo conjunto de mitigación y adaptación en la  gestión de bosques, fortalecimiento de los enfoques que no están basados en los mercados y establecimiento  de un instrumento legal que garantice el cumplimiento de las obligaciones de los países desarrollados en cuanto a la realización de acciones efectivas de reducción de emisiones con compromisos cuantificados.

Esta agenda compleja debe negociarse en estas instancias, que ya desde principio de año fue desahuciada por su misma Secretaria Ejecutiva. Es que no es nuestro problema, claro, sí lo será cuando vivamos en un planeta con 4ºC más, y en donde el costo de la no-acción sea tan alto que recordemos que desde años atrás venimos prediciendo la crónica de una muerte anunciada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s